AMBIENTART EVENTOS

Decorando Emociones

Por Valentina Caffaratti

Hace 24 años que Gustavo Duarte lleva adelante su empresa dedicada a la ambientación de eventos.

Tantos años de experiencia lo convierten en un sabedor de todos los tips, recursos y tendencias de la decoración.

A la hora de definir su estilo no duda en catalogarlo como “romántico vintage”.

¿Cuál es la tendencia del momento en materia de bodas?

Hoy por suerte existen varias propuestas, pero no hay margen de error si trabajás con follaje colgante, arañas cubiertas por hojas verdes, candelabros y arreglos en la gama de los colores pasteles y blanco. Queda lindo y, sobre todo, muy chic. Nunca falla.

¿Es fácil interpretar los gustos de los novios?

Claro que sí. Antes venían totalmente desinformados de las opciones que existían. Ahora, si bien siempre tengo un catálogo listo, los chicos saben muy bien lo que quieren. Utilizan mucho Pinterest como fuente de consulta, y a partir de las fotos que me traen es muy fácil percibir su estilo.

¿Con cuánto tiempo de anticipación deben contactarte?

Hay algunos que te empiezan a ver dos años antes y otros que te llaman a dos meses de la fiesta. Lo ideal sería entre ocho y seis meses, para que podamos elegir tranquilos los productos, propuestas y presupuestos.

Hablando de presupuestos, ¿arman uno para cada fiesta? ¿O los tienen predeterminados?

Partimos siempre de una propuesta básica, y de ahí en adelante podemos ir sumando cosas según las posibilidades de los novios. Muchas veces llegan a vernos y dicen: “el único detalle que nos falta es la ambientación”. Y cuando ven el número se dan cuenta de que deben replantear los gastos porque la decoración tiene un valor importante.

¿Existen salones que los ves y pensás: “esto no tiene arreglo”?

¡No existen salones inarreglables! Al contrario, los mejores son los que vas a ver en la semana de día y se ven horribles.

¡¿Cómo?!

Porque los podés convertir en lo que quieras. Lo primero que hacemos es armar una “caja” mediante entelado negro que va desde el techo hasta el piso. Sólo con ese recurso, todo lo que agreguemos va a resaltar más, por lo tanto, se vera mucho mejor. Después iluminas la ambientación y ….

¡Voilá! Queda un lugar soñado.

Los casamientos al aire libre ¿son un dolor de cabeza para los decoradores?

Para nada, si el salón está en una quinta llena de árboles, es fantástico porque te permite colocar muchos arreglos aéreos, ya que las plantas te dan puntos de colgado. Ahí proponemos esferas blancas de papel, bombitas de luz, farolitos, incluso se puede armar un cielo raso de lamparitas de kermesse.

¿Y cuando no hay puntos de colgado?

Las quintas que son puro pasto, “pelado” como quien dice, son un problema porque te limitan mucho. En esos casos trabajamos con ambientación de piso, como livings y pérgolas. Quedan muy bien por el contraste con el parque, pero cuando hay puntos de agarre queda sensacional.

En algunos casos también deben sumar carpas…

Claro, son ideales para muchos novios que soñaron con hacer la fiesta en una quinta familiar, por ejemplo. Si adquirís los adicionales como el forrado interior, cielo raso, iluminación, piso flotante alfombrado y aire acondicionado, vas a tener una carpa tan confortable como un salón de fiestas.

Hay miles de posibilidades que ofrecemos para logar espacios distinguidos y confortables.