BÁRBARA DIEZ

LA MUJER DETRÁS DEL EVENTO

Por Inés María Agosta

Gracias a su carrera como traductora técnico-científico literaria, Bárbara Diez conoció a su marido. Y gracias a su casamiento con Horacio Rodríguez Larreta (Jefe de Gabinete del Gob. de la Ciudad de Bs. As.), descubrió su vocación: la organización de eventos. Por entonces ser “wedding planner” no era común en Argentina, por eso acudió a la Association of Bridal Consultants para su formación. Bárbara realizó una educación continua hasta alcanzar el título más alto y convertirse en una de las 100 “Master” en todo el mundo. Además es representante de ABC en Argentina y Uruguay y creó el programa de desarrollo profesional latinoamericano. Hace 15 años fundó su empresa que hoy lleva el nombre de “Bárbara Diez, Event Planners”, que realizó 730 eventos hasta la fecha y que tiene la página de Facebook de un organizador de bodas más visitada en el mundo. Como si fuera poco, en el 2013 publicó Arquitectura de una boda, de lectura obligatoria para novias y organizadores. Mientras lleva adelante este éxito profesional, Bárbara afirma que su mayor desafío es lograr un equilibrio diario como mujer, esposa y madre.

Foto Equipo Estudio Fotografico Ruiz y Russo_low

“…llenar la fiesta de afectos, gente que realmente querés, ese es el mayor sí”

¿Qué es un “wedding planner”?

Es la persona que se encarga de todo desde el momento de la contratación hasta que se va el último invitado. Somos verdaderos arquitectos. No se trata de garantizar la fiesta perfecta, sino de minimizar los riesgos y por eso tenemos mucha responsabilidad: cada proveedor ve su árbol, pero uno ve el bosque. Fuimos ganando la confianza con los proveedores y a su vez el mercado se ha profesionalizado muchísimo en los últimos 10 años. También debemos hacer las preguntas correctas a los novios para conocerlos, las mejores ideas salen de ellos. Hoy la novia está más jugada y abierta y, si tiene la posibilidad, prefiere hacer un casamiento a medida. Sin duda esto hace que nuestra profesión florezca porque hay mucho para hacer.

Foto Estudio Fotografico Ruiz y Russo_low¿Cómo surgió el término “metronovio”?

Empecé a notar que aparecían novios que se involucran más en cuestiones de estética, espacio, decoración, invitación, etc, y no solamente en la bebida con alcohol, la barra y la música como antes. En general son arquitectos, ingenieros o diseñadores.

¿Cuál es el tiempo ideal para organizar una boda?

Entre 6 y 9 meses, pero depende de dónde y cuándo elijas casarte; tiene que ver con la disponibilidad de los lugares. Hay novias que se casan en tres semanas y la adrenalina a nosotros nos encanta, pero hay que ser muy profesional.

¿Por qué la sucesión de shows, las recepciones largas y el cotillón/carnaval carioca son tus grandes “no”?

Lovelocks_lowTodo está pensado para que la pasen bien. El casamiento es de los novios, no les voy a imponer un “no”. Pero en mi experiencia las recepciones largas son incómodas y predisponen mal a los invitados. Una hora es lo ideal, 45 min/ 1:15 máx. El cotillón es algo que se espera, entonces hay que sorprender desde otro lado. Y no creo en la sucesión de shows, la catarata de estímulos, porque no es una función de teatro. Cuando vas a una fiesta participas, vos haces que la fiesta sea.

¿Cuáles son tus grandes “si”?

Llenar la fiesta de afectos, gente que realmente queres, ese es el mayor sí. También una fiesta bien organizada hace la diferencia entre algo bueno y algo extraordinario: que esté todo aceitado, planificado, coordinado; que todas las sensaciones están contempladas. Y si además invitaste afectos ¡bingo! “Acá cayó un ángel”. También creo en “menos es más”.

¿Cuál es el número ideal de invitados?

Depende. 230-250 es un número muy adecuado, me da la sensación de que se mantiene acogedora la fiesta. Quizás haya algún invitado de compromiso pero el afecto debe ser mayor. Para eso hay que ser auténtico, aprender a decir que no.

¿En qué medida la organización del evento influye en la relación de pareja?

Los novios se suben al tren de la organización de la boda y pareciera que se terminó el noviazgo. Mi consejo es que salgan a cenar una vez por semana y que no hablen de la boda. Pasar un año hablando de elegir manteles, colores etc. es peligroso. Creo en mi laburo, pero mucho más importante es que te estas casando por amor y para formar una familia.

Foto Natalia Roca_lowTu primera boda mediática fue Julieta Ortega-Iván Noble ¿cuál otra significó un hito en tu carrera?

Un montón. Las bodas de celebridades son un poco más desafiantes por la exposición y la organización de la boda adentro y afuera. Una muy linda y especial por todo lo que significó fue la de Luisana Lopilato y Michael Bublé. Algo lindo que se creó es que todas las parejas dejan el candado en nuestra puerta y esto tiene un significado enorme que es “me quedo con ustedes”; quiere decir que el proceso fue agradable.

¿Cuál es la próxima meta?

Seguir liderando el mercado de los eventos en Latinoamérica. Se logra estando a la vanguardia con las nuevas tecnologías, sabiendo qué está pasando en el mundo y teniendo mucha humildad para escuchar a la novia, porque su boda es única.

www.barbaradiez.com