ELECCIONES

Todos tenemos nuestros “y si hubiera?”

Felicidad_low

Esas preguntas que ya no tienen respuesta porque fue otro el camino que elegimos. Todos los días hacemos elecciones. Y en cada elección hay una renuncia. Decisiones que tomamos con las herramientas que tenemos en el momento en que se presentan. No siempre acertadas, algunas veces equivocadas, eternamente nuestras. Porque con esas elecciones hicimos esto que hoy somos. De a muchos poquitos nos fuimos haciendo. Podría ser otro el resultado si hubiéramos hecho mucho o poco diferente. A veces me impresiona darme cuenta como una pequeña decisión marcó definitivamente mi vida. Para bien y para mal. Si no hubiese aceptado el desafío de ser secretaria sin saber serlo, no hubiese conocido al que hoy y hace 15 años es mi amor verdadero. Si hubiese podido decir que no a hacerme la canchera no hubiese perdido en el camino algunos afectos.

De todo me hice, de todo aprendí y aún sigo intentando. Me maravilla conectarme con mi propia capacidad de elección, poder hacerme cargo que aceptar que el lugar en el que estoy es sólo fruto de decisiones que solita he tomado. Esta bueno patalear cada tanto, culpar a algunos cuantos, hacerse el distraído o pensar que la vida nos ha traicionado. Sirve para ventilar y no explotar. Todos lo necesitamos y tenemos derecho. Cuando somos mas chicos ponemos la culpa en los padres, los hermanos, el barrio en el que nacimos y casi siempre en lo que no tuvimos. La madurez y la paz, sin embargo llegan cuando de a poco podemos ir haciéndonos cada vez más cargo de lo que llevamos encima. Hacer la paces con lo que no pedimos y hacerle frente a lo que sí hemos decidido. Y habrá perdidas, éxitos, fracasos, triunfos y caídas. Si podemos mirar sin ganas de engañarnos, el resultado es nuestro. Sea cual sea, cuando nos adueñamos de nuestro presente es cuando podemos potenciarlo o cambiarlo. Porque siempre hay tiempo de modificar, de rectificar, de tomar otro camino o de intentar nuevos pasos. Es cuestión de elegir, de no mentirse, de decir esto soy, esto fue lo que hice, esto es lo que quiero, esto puedo o esto ya no lo deseo.

Yo brindo por cada elección que tomé, con lo ganado y con lo perdido, porque el resultado final es esto que hoy soy. Una mujer con luces, sombras, lagrimas, risas, frustraciones, dolores, logros, y miedos. Igual que vos que estas leyendo. Y a las dos nos digo que todavía hay tiempo, y que quedan elecciones por hacer. Que podamos hacerlas sabiendo que algo en el camino siempre queda pero con la fe necesaria para animarnos a ir hacia donde el corazón y la razón en armoniosa comunión, decidan que sea.

¡No dejes de sumarte al Blog de Jess en Facebook!