ESTHER FELDMAN

El sentimiento y el casamiento

Por Inés María Agosta

Nadie mejor que la Dra. Amor para esclarecer nuestras dudas acerca de todo aquello que conlleva el casamiento: responsabilidades, preparación, rutina, negociaciones, etc. Aunque más de uno cae en la confusión, Esther Feldman no es psicóloga ni doctora; es Licenciada en Letras. Escribió exitosos guiones para televisión (La Lola, Los exitosos Pells, etc.), publicó varios libros sobre relaciones amorosas (Amados y amantes, Rupturas, etc.) y tiene una columna en el programa de radio de Matías Martín “Basta de todo” en la que, bajo el título de “Dra. Amor”, reflexiona y aconseja sobre temas de pareja.

¿Qué es para vos el casamiento?

Para mí una pareja que convive ya es un casamiento. Pero en cuanto al “de papeles” estoy sorprendida del auge de los últimos años. Hoy la convivencia parecería no ser un paso tan definitorio y hay una inclinación por armar un núcleo propio al cual se le está dando un valor mucho más allá de la firma. También me sorprende el esperar la propuesta de casamiento, al estilo de comedia norteamericana. La sociedad se va reciclando y cualquier cosa que hace feliz es positiva. Parecería que las nuevas generaciones son menos comprometidas y sin embargo estos datos lo contradicen.

¿Qué es para vos el compromiso?

Es fundamental en una pareja para que crezca. Tiene que ver con valores como la lealtad, estar para el otro en la medida en que el otro te necesita, y no solamente estar muchas horas juntos. Implica modificar algunos aspectos, adaptarse al otro, negociar. La pareja es un ámbito de negociación permanente: si a vos no se te juega la ética y para el otro es importante, ¡hacélo!

boyfriend-cute-girlfriend-love-Favim.com-131640_large¿Cuál es el límite para que la negociación no derive en reproche?

Es difícil prever cuándo va a haber un pase de factura.  El intercambio tiene que ser menos cerebral, más auténtico, menos especulativo. Es como la amistad. Si tenes en un “bol” sexo-deseo y amistad ya es garantía de una buena pareja.

¿El compromiso que se asume en el matrimonio es distinto para el hombre que para la mujer?

Es igual para las dos partes. A partir de que se tomó la decisión y esa decisión se ejecuta hay un peso emocional muy alto.

¿Crees que los hombres le temen al compromiso?

No, creo que esa es una mala prensa de las mujeres, cuando empezas a escarbar no es tan así. De hecho he visto hombres más comprometidos con el desarrollo de la fiesta que la mujer.

¿En qué medida afectan los preparativos del casamiento a una pareja?

Planificarlo durante tanto tiempo carga demasiado de expectativas al evento, aunque tiene que ver con el gusto personal de disfrutar o no la planificación. Pero quien va a iniciar ese proceso tiene que tener en claro que se mete en algo que no es gratis a nivel emocional.

¿Cómo sabe una pareja que está preparada para casarse?

Nadie tiene la certeza de que vaya a funcionar. El tip sería no preocuparse por esa certeza, tener la certeza de hoy. Si crees que tu compañero/a es el amor de tu vida, comparten valores y una manera de ver la vida, anda para adelante. Hay que darse el permiso de ir creando sobre la marcha, no ponerse la presión de “debe funcionar”. Es diferente el paso a tener un hijo, pero el del casamiento hay que vivirlo con la frescura del deseo del momento, que no es liviandad.

¿La rutina desemboca en crisis?

Cualquier cosa puede desembocar en crisis. La rutina es otra señora con mala prensa, criticamos la de pareja pero protegemos las nuestras, las costumbres personales. Conformar una rutina te ayuda a vivir, mientras te guste. Hay que diferenciarla de agobio: cuando se vuelve agobio hay crisis.

¿Son importantes los espacios individuales?

Sí, hay que preservarlos siempre. Nadie es ni debe ser todo para el otro. Estar en pareja no debe implicar la pérdida de la individualidad.

old-couple-water-plant-paris-HR¿Qué importancia tienen la comunicación y el silencio?

El respeto entra en ese “bol” porque la amistad tiene claro el concepto. Respetar el silencio del otro es fundamental. Es mentira que el equivalente a la pasión del fútbol de los varones sea el shopping en las mujeres. El equivalente es que a nosotras nos gusta hablar con nuestras amigas de nuestras relaciones con los demás. Nos la pasaríamos hablando de eso, y los varones, en cambio, tratan de no hablarlo nunca, salvo que haya un problema concreto. Parte de la astucia femenina es encontrar los momentos para que esa comunicación sea efectiva y hacer una selección de temas, hablar de lo más importante. Si la comunicación se pierde lo más difícil no es recuperarla sino registrarlo.

¿Hay que reservarse un día a la semana, por ejemplo, para cenar solos?

Yo no recomiendo las reglas, son artificiales, mecanizan y eso no lleva a  la felicidad.

¿Cómo debe ser la relación con la familia del otro?

Cuando uno se pone en pareja compra un combo: a veces es la cajita feliz y a veces es un infierno. Hay que tratar de armonizar, negociar y seguir el sentido común. Ese es el tip número uno para una pareja.

.