GUSTAVO LENTO NAVARRO

por Lola Almodovar

Si hay alguien que sabe de tendencias en la Argentina, esa persona es Gustavo Lento Navarro.

En su laboratorio de la Universidad de Palermo diseca e investiga minuciosamente, los estados de ánimo y los hábitos de consumo de las distintas tribus urbanas. Así, pronostica lo nuevo, lo que está en el aire, aquello por venir. 

Sentarse a conversar con Gustavo es un viaje a un futuro posible. Sin embargo, paradójicamente, él se define como un hombre del Renacimiento, “totalmente Leonardico”, apunta. Es decir, una persona multifacética, curiosa, flexible, despierta a la vida. Aquí, anticipa los nuevos capítulos de la historia que viene.

¿ Dónde nacen las tendencias?

Nacen con más facilidad en los terrenos donde no camina lo tradicional. Donde no circula lo consolidado. Es decir, terrenos emergentes. Para dar un ejemplo: ¿ hoy el barrio de Palermo Soho es tendencia? No, no lo es, ya está totalmente consolidado. Quizás ahora puede ser tendencia Barracas. Un barrio que está empezando a moverse: allí se realizó Casa FOA dos veces consecutivas. Y se van a construir unos lofts tremendos. Ese movimiento ya comenzó hace un tiempo.

¿ Y cómo se propaga una tendencia? ¿ De qué manera evoluciona en el tiempo?

Tiene tres elementos. Uno es el factor tendencia, que es el contenido. Ese factor llega a un contexto determinado que le permite crecer. Otro es el hábitat, que es muy importante para que algo se transforme en tendencia o no. Y otro elemento clave es el sujeto que porta la tendencia. Esos tres factores arman una moda y permiten que se vuelva una epidemia.

¿ Cuánto tarda una tendencia en volverse masiva?

Alrededor de 10 años.

¿ Y el cazador la detecta cuando apenas es un embrión?

La ley de la tendencia tiene tres niveles: lo consolidado, lo emergente ( aquello que está presente en libros, revistas alternativas, nuevas bandas de música, por ejemplo) y el nivel latente. Este último se manifiesta en un filósofo, un poeta o un artista. Son adelantados a su tiempo histórico.

Frente a tantos movimientos, estímulos, cambios, la rapidez en la que se vive, ¿ A qué se puede llamar hoy vanguardia? 

Hoy es difícil dar un marco de vanguardia. Porque la vanguardia es aquello que circula al lado de lo tradicional, provocándola. La vanguardia es provocación.

“ La especialidad de cool hunter surgió desde un lugar muy ingenuo, para ofrecerles a mis alumnos mejores clases, mejores metodologías de observación”

“ Así fui generando dentro de mi cátedra de Diseño de Indumentaria, un laboratorio en la universidad. Es que para analizar una tribu urbana hay que utilizar distintos métodos relacionados con lo antropológico, la psicología y demás ( G.L.N)

Cv Gustavo Lento Navarro 

Diseñador gráfico

Estudio también: Arquitectura, fotografía, realización de cortometrajes y diseño de indumentaria.

Hoy está a cargo del Postgrado para cazadores de tendencias de la Escuela Argentina de Moda y es consultor de imagen en distintas empresas.

Además de sus distintos títulos académicos, tiene un título fashion: cool hunter ( cazador de tendencias) 

¿ Cómo se manifiesta esto?

El tema es que ahora pocas cosas logran provocarnos. Atravesamos un período de meseta donde es difícil provocar emociones ya que estamos hiper-estimulados. Hoy todo es hiper: hiperinformación, hiperconsumo, extrasentidos. Entonces, a lo mejor, frente a tanto estimulo, un silencio resulta provocador, ¿no?

¿Puede haber saturación de esta “era hiper” o es un viaje sin retorno? 

Creo que estamos en camino de mucho más hiper. Viene más hiperconsumo. Hoy para ofrecer algo tengo que llegar a los sentidos del sujeto hipermoderno, no alcanza con llegar a sus necesidades. Para vender una blusa, por ejemplo, hay que vender una cara, una imagen, una actitud, un cuento, una historia.

 ¿Y cómo se relaciona en este contexto hiper el nacimiento de una corriente slow, por ejemplo, que pregona volverá la comida casera, trabajar menos horas, usar bicicleta en vez de auto y demás? 

También es un movimiento hiper. No nos engañemos: es un hiper-slow. Parece una tendencia menos tiránica, con parámetros más saludables… Pero no creo que la gente pionera en esta experiencia emergente esté menos contaminada por la tendencia. 

Si hablamos de tendencias ya instaladas, ¿cómo va a evolucionar, por ejemplo, la ecología, el cuidado del medio ambiente, la conciencia planetaria? ¿Va a continuar? 

En la Argentina la tendencia ecológica no está para nada instalada. En cambio, en Finlandia y Noruega, sí. Y creo que esta corriente se va a instalar y va a evolucionar con el tiempo. Porque el sujeto hipermoderno entiende que debe cuidar el planeta, todavía no sabe bien cómo, pero hay más conciencia. El hiper quiere vivir mucho. Hay tanto para vivir, hay tanto para consumir. Entonces hay que mantenerse jóvenes, bonitos y activos. Está presente una tendencia que nosotros llamamos “Ciento dos vidas”. Es lo que necesitamos para hacer todo lo que hacemos hoy. Y para lograrlo consumimos yogures con minerales y vitaminas, bebidas energizantes, aguas con hierro. 

¿Y otra tendencia clave es el hedonismo? 

Sí, es imposible escaparse hoy del hedonismo, todo el tiempo estamos pensando cómo darnos placer. Lo más interesante es que no hay que poner esto en tela de juicio. Hoy para que algo nos llame la atención tiene que llegar sí o sí a nuestros sentidos. 

¿Qué nueva tendencia está surgiendo? 

La vuelta a casa. Nosotros lo llamamos el “Fénix emocional”. Hoy todos estamos necesitando volver a casa como nuestro refugio, el lugar donde nos desarrollamos, donde somos felices, nuestros pequeños bunkers. Entonces todo lo que haga de nuestros hogares experiencias sensibles y sensitivas será muy bienvenido. La iluminación, los colores, los objetos, las frazadas con linda textura. En el living una experiencia sensorial, en el dormitorio otra, en el baño una tercera. Ahora en Palermo están construyendo edificios Feng Shui, por ejemplo. La tendencia es armar en nuestras casas un verdadero espacio escenográfico. 

Más allá de estas tendencias: ¿Cuáles son los movimientos que están latentes? 

Estamos siguiendo algo que tuvo una latencia importante en los ‘90que es el rol de la mujer. El pasaje de una sociedad patriarcal a una sociedad matriarcal. Y no como en los ‘80, donde el rol de una mujer profesional en su casa era exactamente igual al de su mamá. Ahora es distinto. Nosotros lo llamamos el “Poder XX”. La mujer está acostumbrada al hiper. Su capacidad múltiple (para ocuparse de la casa, el trabajo, los hijos, el marido) la vuelve el sujeto más importante para una sociedad. El Poder XX viene con mucha potencia y se va a arraigar.

“El tema es que ahora pocas cosas logran provocarnos. Atravesamos un periodo de meseta donde es difícil provocar emociones, ya que estamos hiper-estimulados”.”…Frente a tanto estimulo, un silencio resulta provocador…”(G.L.N.)

¿Y qué se va a modificar?

Viene una sociedad matriarcal muy fuerte. Ya estamos viendo cada vez más mujeres en el terreno político y en las empresas. Esto no es un discurso demagogo ni tiene que ver con la lucha de géneros. Es lo que viene. 

¿Cuál es el sentido protagonista, el más relevante de esta era?

La relación entre lo visual y lo auditivo. Olfato y tacto están bastante limitados todavía. Esa es la experiencia que tengo en mis talleres. 

¿Y hay acaso un culto de la personalidad llevado al terreno del diseño? ¿Por ejemplo, la moda de los diseños únicos, personalizados o de edición limitada?

Sí, claro, es muy fuerte. Está la persona que puede y se compra un objeto único y otra que personaliza un producto masivo. Es decir, la chica de 20 años que se compra una remera de 20 pesos y la tiñe, le pone un prendedor, le cose una puntilla. Y así la transforma en única. Esta moda es un desprendimiento de la tendencia hedonista. 

¿Cuál es tu opinión sobre el diseño en la Argentina? 

Se consolidó la idea de que en este país hay diseñadores. Eso es maravilloso. A principios de los ‘90 nadie sabía qué era un diseñador. Hoy los padres no se asustan si sus hijos deciden estudiar diseño… antes eras un personaje emergente. Ahora tenemos diseñadores que hacen huella y con altísimo valor intelectual. Hay quedarles tiempo, están promediando los 30, los 35 años… De ahora en más, tienen que aprender a hacer negocios. Y cuando aprendan, cuando atraviesen sus 45años, el diseño argentino va a trascender a nivel internacional. Todavía estamos en proceso, aún somos muy jóvenes. 

“El casamiento consagra la fantasia de los novios… Es maravilloso”(G.L.N.)

Por último, ¿cómo analizás la moda de organizarlos casamientos con todas las pompas: wedding planner, ambientador, iluminación, shows musicales, pantallas gigantes, souvenirs y demás?

Esta tendencia está dentro de lo que llamamos “Fénix Emocional”. Dentro de este movimiento hay una micro-tendencia que es la consagración de la fantasía. Creo que la experiencia tan mágica de unirte a otro, hoy por hoy, se realiza a través de un relato, un cuento, una historia. Y el wedding planner lleva adelante los distintos componentes de ese relato.

¿Porejemplo?

 Un cuento es que la novia es una reina y el novio un príncipe. Se usa mucho esa historia. Hay distintos relatos que se desarrollan a través de la vestimenta, la escenografía (que es el lugar), la ambientación, la música, los souvenirs para los invitados. El casamiento consagra la fantasía de los novios. Es maravilloso. Es tan interesante la experiencia que propone el wedding planner. Pero también la novia con su mamá y su tía pueden armar el cuento. No es imprescindible contratar a un especialista. Por ejemplo, el otro día organicé un evento y le serví a la gente leche chocolatada con conos de pochoclo muy bien armados y decorados… Y la gente estaba fascinada. ¿Por qué? Porque hubo sorpresa. Este es un elemento que vale la pena que los novios tengan en cuenta en el día de su casamiento. No tienen por qué gastar una fortuna… Recurran a la creatividad. La clave de una fiesta es sorprender. 

“Creo que la experiencia tan mágica de unirte a otro, hoy por hoy, se realiza a través de un relato, un cuento, una historia”.(G.L.N.)